Autismo

Para considerar a una persona con autismo debe presentar conductas en los siguientes cinco grupos de peculiaridades:

1. En la socialización. La persona se mantiene aislada; observa lo que hacen los demás sin interactuar con ellos; realiza solamente actividades motoras estando con otros niños; pareciera que no le interesa relacionarse con los demás; prefiere estar solo.

2. En la comunicación.  La persona nunca ha hablado o habló y dejó de hacerlo entre el año y medio y dos años de edad; toma la mano del adulto y lo lleva a lo que él quiere, sin mirarle ni hablarle; repite lo que escucha; se le dificulta hablar en primera persona; es incapaz de modular su tono de voz. El lenguaje es un medio de comunicación mas no de interacción.

3. En el uso de los objetos.  No juega con los juguetes como lo haría un niño de su edad. Le llaman la atención partes de los juguetes (las ruedas de los carros). Le gustan los juguetes que hacen ruido o tienen colores llamativos. Construye torres, las tira y las vuelve a levantar.

 

4. En los procesos de pensamiento. No realiza juegos simbólicos. No hay juego como sí, ni juego de roles.

5. En la integración sensorial. Le molestan los ruidos llegándose a tapar los oídos. No tolera el contacto de ciertas texturas (etiquetas de playeras, zapatos). No come de todo o es muy repetitivo en su alimentación. Corre de un lado a otro, sube y baja escaleras. Mueve las manos como aleteando.  Resiste el dolor más que otros niños. No duerme, duerme poco o se le dificulta conciliar el sueño.

Díaz, 2010

Enlace Autismo, AC

®

  • Wix Facebook page

Las Huertas 107-1006

Col. Del Valle.

Ciudad de México

03100

enlaceautismoac@gmail.com